CONSEJOS DE USOS

VISITA NUESTRO BLOG

El aceite de argán es ideal para todo tipo de piel y edad. Incluso está muy recomendado para personas con problemas de acné ya que es un aceite vegetal no graso.
¡Aquí te dejamos unos consejos para que obtengas los mejores resultados!

CUIDADO CORPORAL Y FACIAL.
Cada mañana, después de la ducha, con la piel aún húmeda y perfectamente limpia, aplica unas gotas de aceite de argán en todo el cuerpo y cara. Deja secar y en unos minutos sentirás la piel más tersa, suave e hidratada. Su alto contenido en vitamina E lo hace ideal para prevenir y tratar el envejecimiento y las arrugas. No olvides aplicar unas gotas en los labios, para prevenir que se agrieten y se resequen.

DESMAQUILLANTE PARA OJOS Y PESTAÑAS.
Mezcla unas gotas de agua de rosas con aceite de argán, y con un algodón presiona suavemente sobre el área y retira el maquillaje. Como la mezcla es a base de ingredientes naturales, no irrita ni reseca.

HIDRATACIÓN DE LOS PIES.
Prepara una mezcla de aceite de argán, zumo de limón y unas gotas de agua de azahar. Y antes de acostarte, masajéate las plantas de los pies para relajarlos e hidratarlos. En pocos días, tus pies lucirán mucho más suaves, sin grietas ni durezas.

REPARADOR PARA LAS UÑAS.
Este tratamiento es ideal para uñas quebradizas y débiles. Un par de veces por semana, mezcla una taza pequeña de aceite de argán con el zumo de un limón. Pon esta mezcla en un cuenco al baño maría por 10 minutos y retíralo. Cuando ya esté tibia la mezcla, introduce los dedos por 15 minutos. No olvides guardar la mezcla en un frasco para la próxima aplicación, ya que no se estropea.

CUIDADO DEL CABELLO.
Es muy recomendable para cabellos débiles, quebradizos y sin brillo. Para conseguir resultados óptimos realiza este tratamiento una vez por semana. Impregna abundantemente el cabello en aceite de argán y masajea suavemente el cuero cabelludo. Envuélvete el cabello con una toalla húmeda y deja actuar todo la noche. Al día siguiente, lávatelo de forma habitual con un champú suave.

BRONCEADO HOMOGÉNEO.
Para conseguir un bronceado perfecto, homogéneo y sin manchas, antes de tomar el sol, recuerda exfoliarte toda la piel y cara para eliminar las células muertas. Aplica aceite de argán por todo el cuerpo y rostro y a continuación, tu protector solar.

ESTRÍAS Y CICATRICES.
Una de las propiedades más importantes del aceite de argán es la de regenerador de la piel. Por eso, es muy aconsejable usarlo a diario sobre las estrías para atenuarlas, y en el caso que estés embarazada o a dieta, no dejes de usarlo para prevenir su aparición.